Inteligencia Emocional: Las emociones no están para hacerte feliz o infeliz. Están para que hagas algo que aún no has hecho.

El objetivo de la emoción es la ACCIÓN. De hecho ¿Sabías que Inteligencia Emocional viene del latín INTUS LEGERE EMOVERE que quiere decir: LEE POR DENTRO PARA MOVERTE?

Quizás, estés pensando que tu enfado te pide que pegues, agredas o hagas daño, y en cierta manera estás en lo cierto, pues te pide que pongas límites, eso sí, hay muchas maneras alternativas de poner límites que no te lleven a un problema mayor. En concreto, cuando hablamos de enfado, es sorprendente las veces que en realidad estamos enfadados con nosotros mismos, pero inconscientemente lo desviamos hacia los demás… piénsalo bien, ¿lo malo que te hacen, en cierta manera no lo has permitido? Sólo con que tu hayas dejado de hacer algo para evitarlo, ya eres tan responsable como el que infringió el agravio. Soy consciente de que es una reflexión molesta, pero cuando somos conscientes de que si NOSOTROS respetamos nuestros propios límites, es más difícil que otros los transgredan, empezamos a vivir de forma mucho más responsable y sana. La Inteligencia Emocional  una herramienta que nos ayudará con esto, que nos ayudará a ayudarnos a nosotros mismos.

SI LEER ESTO TE ENFADA, ya sabes, pon límite y no me leas más. Por si acaso, te dejo aquí nuestro blog para que te desahogues.  😉

 

Valeria Aragón; Coach & Trainer

Deja un comentario