fbpx

Hipnosis ¿Qué es? ¿Para qué te puede servir a ti?

No podemos pasar por alto que el hecho de que la hipnosis en origen la usaban magos, faquires y yoguis, ha hecho que esta disciplina sea objeto de mucha polémica. Y es que la sola palabra HIPNOSIS, ya tiene un aura de intriga, despertando una mezcla de fascinación y escepticismo en la mayoría de la gente.

En mi opinión, la opinión pública se debate entre dos grandes ideas; ¿es un numerito de espectáculo, o es un tratamiento terapéutico eficaz? Respuesta: las dos cosas.

El supuesto misterio que rodeaba a la hipnosis ha quedado completamente desvelado cuando se ha podido investigar con NEUROIMAGEN, pues se ha podido ver cómo el cerebro demostraba tener casi una misma experiencia haciendo X en la vida real, que haciendo X mentalmente bajo hipnosis, activando así las mismas consecuencias en ambos casos. Sin duda esta revelación que deja abiertas muchas puertas terapéuticas para poder reencuadrar sucesos del pasado, y construir recursos personales para el presente y el futuro.

¿Qué es la hipnosis?

Hay muchas definiciones complementarias entre sí:

  • Una fantasía guiada (Barret, 1979)
  • Estado natural y alterado de la conciencia (Tart, 1972)
  • Es un estado disociado (Hilgard, 1977)
  • Mi favorita: un estado de atención focalizada que obtiene una respuesta inconsciente (Milton Ericsson)

Todas ciertas, pensemos un poco más en cada una de ellas:

En trance la persona, relajada progresivamente, va entrando en una historia autocontada -autohipnosis-, o contando por un profesional, que ha de tener un objetivo positivo.

Es sin duda, un estado natural y alterado de conciencia, pues no necesita ningún fármaco para lograrlo, es más Milton Erickson y Ernest Rossi defendían la existencia de lo que denominaron

“Trance Cotidiano Común”, un estado de abstracción o ensimismamiento que aparece periódicamente a lo largo del día, como una forma natural de descanso y renovación de la mente. En este estado contactamos involuntariamente con nuestro mundo interno, accediendo a emociones, vivencias e ideas profundas que facilitan la aparición de intuiciones o insights -episodios de revelación, de “darse cuenta”, o de profundo entendimiento-.

Respecto al concepto de “estado disociado”, se refiere a que hay una desconexión entre los procesos mentales conscientes e inconscientes, y para esto hay un gráfico que lo explica muy bien:

GRÁFICO 1:

Muro de resistencia

Cuando estamos en estado de vigilia, usando nuestra atención consciente, podríamos decir que vamos a ser mucho más resistentes, reacios, a acatar cualquier orden, consejo, o sugestión, es como si tuviéramos todos los mecanismos de defensa en alerta. Lo que nos dicen, por bien que nos venga, choca contra un muro por nuestra gran resistencia al cambio, además de alguna buena razón -desconocida quizás para nosotros conscientemente- para mantenernos igual.

GRÁFICO 2:Hipnosis

Pero tal y como dice Milton Erickson, la hipnosis es FOCALIZAR LA ATENCIÓN, por lo que si conseguimos mantener la atención sostenida en algo, habrá información, que pase ese muro y se “cuele” al inconsciente, de forma que la persona pueda experimentar los cambios deseados.

Esta es la razón por lo que se dice que se “está disociado”, aunque realmente lo que sucede es que estamos asociados a otro tema, dejando las fronteras de la mente inconsciente, sin los feroces y resistentes perros guardianes del cambio.

Es muy importante aclarar aquí, que la hipnosis es una herramienta que debe ser utilizada por personas con preparación específica, que tengan maestría y conocimientos especializados también con otras técnicas para abordar el tema que el cliente trae, es decir, hay que trabajar con hipnosis, solo lo que ya se estaba cualificado para trabajar sin ella, y eso sí, que la persona se beneficie de su rapidez y eficacia.

Las aplicaciones de la hipnosis son tantas como problemas haya en el mundo interior de la persona; duelos, autoestima, fobias, dolor, metas, adicciones, sobrepeso, parto, e incluso para cuestiones de niños y adolescentes. Dentro de la hipnosis existen diferentes modos de abordarlos, en concreto la hipnosis conversacional que usaba Milton Erickson, es como un traje a medida que el cliente puede disfrutar y beneficiarse, sin necesidad de revivir lo peor de su vida, y sin necesidad de trances profundos.

La mente humana está siempre a nuestro servicio, aunque por desgracia, en la mayoría de los casos parece ser justamente al revés, la hipnosis nos devuelve gran parte de nuestro poder y potencial personal y es que la mente es simplemente, MARAVILLOSA.

Un saludo

Valeria Aragón

Coach & Especialista en Psicoterapia e hipnosis Ericksoniana.

Deja un comentario